Nuevos hitos en los programas de aviones y láser de Connectivity Lab

aquila_line-jpeg

Por Jay Parikh, vicepresidente de ingeniería global e infraestructura

Desde que lanzamos Internet.org, nuestra misión es encontrar maneras de conectar a más de 4.000 millones de personas que aún no cuentan con acceso a internet. Muchas de estas personas están dentro del alcance de al menos una señal inalámbrica 3G y nuestro trabajo durante el año pasado con operadores de telefonía celular en 17 países proporcionó a más de mil millones de personas acceso a servicios básicos y relevantes de internet. Pero el 10% de la población mundial vive en lugares remotos sin infraestructura de internet y los tipos de tecnologías de infraestructura que se usan en otros lugares (como cable de fibra óptica, repeticiones de microondas y torres celulares) pueden ser difíciles de implementar de forma rentable en estas regiones.

Allí es donde entra en juego Connectivity Lab. Nuestro objetivo es acelerar el desarrollo de un nuevo conjunto de tecnologías que puedan cambiar drásticamente la economía relacionada con la implementación de una infraestructura de internet. Estamos explorando varios enfoques diferentes para este reto, que incluyen aviones, satélites y soluciones terrestres. Nuestra intención no es construir redes para operarlas nosotros mismos, sino promover rápidamente el avance de estas tecnologías hasta el punto en que se vuelvan soluciones viables para que las implementen los operadores y otros socios.

Hoy nuestro equipo de Connectivity Lab anunció dos hitos importantes en este trabajo:

— Una versión a escala real de Aquila, la aeronave de gran altitud y larga duración diseñada por nuestro equipo aeroespacial en el Reino Unido, ya está lista para hacer vuelos de prueba. Aquila tiene la envergadura de un 737, pero su peso es cientos de veces menor gracias a su diseño exclusivo y armazón de fibra de carbón. Cuando se ponga en uso, podrá circunvolar en una región remota hasta por 90 días, transmitiendo conectividad a las personas desde una altura de 18.000 a 27.000 metros.

— Nuestro equipo de comunicaciones láser en Woodland Hills, California, logró un avance significativo. Diseñó y probó en laboratorio un láser que puede transmitir datos en décimos de GB por segundo (aproximadamente 10 veces más rápido que los avances anteriores en el sector) a un objetivo del tamaño de una moneda desde más de 16 kilómetros de distancia. Ahora estamos empezando a probar este láser en condiciones reales. Cuando terminemos, nuestro sistema de comunicación láser se podrá usar para conectar nuestras aeronaves entre sí y con la tierra, lo cual hará posible crear una red estratosférica que se pueda extender a las regiones más remotas del mundo.

Nos queda aún un largo camino por recorrer en este trabajo, pero nuestros primeros avances son muy alentadores. Y como hicimos con el proyecto Open Compute, tenemos pensado suscitar la participación de la comunidad y compartir lo aprendido, de modo que todos podamos movernos más rápido en el desarrollo de estas tecnologías.

Más publicaciones

Facebook © 2017 Powered by WordPress.com VIP